14 de septiembre de 2010

El Orgullo de ser Nopal


Desde Acá…

El Orgullo de Ser Nopal

(desde antes de la independencia)

lic. chávez y pacho

Después de casi tres siglos de sometimiento a la Corona Española, y bajo una explotación cruenta de los recursos naturales y de la población indígena, la economía de estas tierras se basaba principalmente en las actividades de carácter minero, agrícola, ganadero y de comercio, que adelante tratare de comentar, mismas que tienen una relación directa con la gesta de la guerra de independencia.

Para iniciar, comentare que en esta celebraciones del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana, deseo recordar que desde su origen, el nombre de nuestro país tiene una referencia con el topónimo náhuatl Méxihco, que significa lugar de Mexihtli, es decir, lugar de Hutzilopochtli, aunque algunos estudiosos del tema lo refieren a Tenochtitlan, cuyo significado tiene que ver con un lugar de Pencas de Nopal, cactus extraordinario de origen mexicano, cuya referencia siempre ha estado ligada a los autóctonos, fruto que nos identifica e incluso forma parte emblemática de nuestro escudo nacional.

Históricamente desde antes de la conquista, este país tenia muchas características que lo marcaron como muy importante, no hay duda que la cultura indígena, ha sido digna de presumirse en todas las épocas y foros de discusión cultural en todo el mundo, los códices Mayas, las pinturas rupestres, las imponentes pirámides, el invento y uso del cero, relojes solares, calendarios de alta precisión, indiscutibles avances astronómicos, la escritura de códices labrados en piedra, los campos de juego, lenguas que todavía se hablan, y que por desgracia y con toda vergüenza parecen estar próximas a desaparecer, los alimentos y bebidas propias de algunas regiones, los rituales, los usos medicinales y un sin fin de maravillas que hicieron que estos pueblos indígenas sobresalieran de otras culturas, incluso algunos usos y costumbres han subsistido el paso del tiempo.

Para tener alguna referencia demográfica, comentare que a la llegada de Cortés, el centro de México tenia una población estimada entre 12 y 16 millones, y en la Península de Yucatán vivían otros seis. Tres años posteriores a la conquista, la población disminuyo dramáticamente a nueve millones y 100 años después, apenas era de dos. Difícil de imaginar la crueldad de la conquista, en donde se perdieren de 12 a 14 millones de seres humanos, por supuesto población indígena. En el momento de la Independencia la población se estimo en seis millones, misma que se vio reducida a cinco, por motivos de la guerra de independencia.

Las condiciones económicas se basaban fundamentalmente en la explotación minera, principalmente de oro y plata que se iba directo a las arcas de la Corona Española, la agricultura y ganadería servia de base alimenticia para los que vivían en México, así como un incipiente comercio domestico e internacional. Para estos territorios, la política económica se decidía y dictaba desde España, por supuesto, sin tomar en cuenta las necesidades reales de los nacidos en estas tierras. Los peninsulares o nacidos en España que habitaban nuestro país, gozaban de todos los privilegios y obviamente poseían las principales tierras y propiedades, así como los cargos del Gobierno, Ejercito e Iglesia, mientras que la gran mayoría vivía en condiciones de brutal inequidad y pobreza. La riqueza se concentraba en unas cuantas manos. Espero que este comentario le suene muy raro, después de haber transcurrido 200 años…

En la Colonia se daba con toda flagrancia la esclavitud y peonaje para explotar inmisericordemente a la indiada, la cual fue brutalmente maltratada. El régimen de Castas discriminaba a la gente por su color de piel y consideraba que negros e indios eran inferiores. Sin embargo, esta inequitativa condición parece no haber cambiado mucho en el Bicentenario, ya que todavía se sigue discrimina a la indiada. Se decía incluso en voz del propio Virrey Croix, que los súbditos habían nacido para callar y obedecer. Mientras que la Iglesia determinaba lo que se debería hacer y pensar, para que la sagrada inquisición se dedicara a perseguir, encarcelar, ejecutar y torturar a los que osaban pensar diferente, los cuales eran difamados y excomulgados en el mejor de los casos.

Finalmente, la invasión de Napoleón a España, pone en crisis los fundamentos de la Colonia y abre la posibilidad tal y como afortunadamente sucedió, que nos pudiéramos liberar de la explotadora y saqueadora Corona Española. Lo que nos llevó aquel 16 de Septiembre de 1810, a que Don Miguel Hidalgo convocara al pueblo a luchar por la independencia de este magnifico y sufrido país, que pase lo que pase, es nuestro y creo que usted al igual que un servidor, nos sentimos profundamente emocionados de sentir el Orgullo de ser Nopal.

¡¡¡Viva México!!!, que bien merecido lo tiene